17/10/2012 | Noticias |

Los refuerzos de Pumas están desesperados

APERTURA 2012. México, DF. 17/10/2012. Son los estandartes silenciosos de los Pumas, jugadores que llegaron como ídolos, tomaron la estafeta desde el inicio del campeonato y asumieron encumbrar a los felinos tan alto como su exigencia. Pero hubo un corto circuito que los ha borrado de tajo, la llegada de Mario Carrillo al banquillo auriazul, aunado a los buenos resultados que se han conseguido con los canteranos, han provocado que los refuerzos estés completamente relegados a la banca, una situación que ni en sus peores pesadillas imaginaron, por lo que ya comienzan a visualizar las posibles soluciones.

El caso más polémico es el de Martín Romagnoli, hombre de toda la confianza de Joaquín del Olmo, ya que en el proceso de 7 partidos del ‘Jaibo’, sólo estuvo fuera 34 minutos. Pero su situación tuvo un cambio radical con Mario Carrillo, ya que en los seis partidos que el ‘Capello’ lleva al frente de los Pumas, sólo ha ocupado al contención argentino en 25 minutos, y eso porque en el partido frente a las Chivas, Jehú Chiapas salió lesionado.

Y aunque Martín intenta mostrar mesura, es evidente que todo esto le incomoda, más aún cuando en los últimos partidos ya ni siquiera ha salido a la banca, lo que parece ser una clara señal de que bajo la dirección de Carrillo no tendrá cabida, sin embargo, Romagnoli quiere terminar de manera honrosa el torneo y después reconsiderar su futuro.

“Nadie se imagina llegar a una institución y no jugar, pero es la realidad y hay que asumirla, debo trabajar duro por si me llega a tocar una oportunidad el día de mañana. Es una etapa complicada, pero hay que salir adelante, ya se va a terminar, después ya se analizará todo (su continuidad). Mario es un entrenador que habla poco, pero mi relación con él es buena”.

El que jamás pensó vivir un momento así fue Emanuel Villa, quien llegó e hizo goles de inmediato, pero su escasez en los últimos encuentros, aunado al buen paso que ha tenido el canterano Eduardo Herrera, ha generado que el ‘Tito’ sea otro elemento que deba ver los partidos desde la banca, ya son tres en los que no son titular y dos en los que ni siquiera entra, por eso, al igual que Romagnoli, si en los cuatro partidos restantes y la liguilla, no logra tener mayor regularidad, podría dejar el equipo en diciembre.

“Uno siempre quiere jugar, esa es la realidad, pero bueno yo le voy a seguir echando todas las ganas, voy a dar todo lo mejor de mi hasta que el torneo finiquite y ya después en vacaciones se verá (si continúa en Pumas). Yo quiero jugar, sería muy tonto si yo estuviera contento en la banca”.

Mientras tanto, Luis García, otro de los refuerzos, ya se recuperó de una lesión que lo alejó los últimos tres encuentros y ahora se dice listo para ser ocupado en el primer equipo. El español, que sólo ha jugado 8 encuentros del torneo, apenas 3 como titular y con Carrillo apenas suma 48 minutos jugados, reconoce que su estancia en Pumas no ha sido como esperaba y dice que ya tiene la necesidad de jugar y aportar lo que pueda al equipo.

“Ha sido difícil, no he tenido mucha continuidad, no he sido capaz de jugar tres partidos seguidos, me hubiera gustado jugar mucho más y aportarle más cosas al equipo, ya tengo muchas ganas de entrar y jugar otra vez, es complicado estar fuera ya no por decisiones técnicas, sino por la lesión que me ha privado de muchos partidos”.

Sí, son elementos que llegaron como auténticas figuras a Ciudad Universitaria, a los que se les encargó la responsabilidad de mantener al equipo en lo más alto y ahora, cuando el equipo está arriba y precisamente sin ellos, parece que su estrella deberá brillar lejos de la cueva felina.

Deja tu comentario

comentarios