23/02/2012 | Notas |

A Pumas, Red Bulls le da alas

Los neoyorquinos poco pudieron hacer ante el empuje de los Pumas. / Foto: Red Bulls

AMISTOSO. Phoenix, Arizona. A Pumas le hacía falta un refresco así, y no por la bebida que llevaba en el nombre su rival estadounidense (Red Bulls) sino porque la velocidad del futbol de los vecinos del norte es a los azul y oro energía pura. Y es que si a alguien le salieron alas fue a los universitarios. Irreconocibles, al menos respecto a lo mostrado en las recientes fechas del torneo mexicano.

El viaje les cayó en definitiva mejor que Avándaro, y el resultado (0-0 ante Red Bulls fue lo de menos) habrá que ver si el impulso alcanza para la Liga, más ahora que se les viene Querétaro en CU.

Porque al menos en el duelo ante las huestes de Márquez y Henry, Pumas volvió a ser fiera. Se acordó que las bandas son para el desborde. Que Martín Bravo, intermitente o no, tiene ataques de habilidad; de que David Cabrera posee en el disparo de media distancia una herramienta destructiva; que Javier Cortés (y eso que había jugado un día antes con el Tri, lo mismo que Cabrera) puede tejer cual araña en el verde. Vaya, hasta recordaron que Juan Carlos Cacho tiene profundidad, aunque sigue pálido en el toque final… Ah, claro, reafirmaron esos remates de cabeza de Herrera, tan peligrosos.

Pumas volvió a ser dinámico. Veloz y preciso en el taca – taca sobre el área, aunque poco efectivo a la hora de registrarse en el tanteador final.

Por supuesto que ayudó un tanto la falta de ritmo de los albirojos, donde sí, Rafa Márquez luce en el medio campo, reparte, marca, roba, y lanza hasta los tiros de esquina, y Henry vive de destellos que dejó el pasado y una que otra patadita que podrá contar Diego de Buen a sus nietos que recibió del francés, por lo demás, Red Bull es rápido, pero limitado.

Por eso Universidad tenía que marcar jerarquía. Es claro, en futbol es superior, y si no se hizo ruido con el cuero en la red se debió más por supuesto a la ineficacia de Bravo y Cacho, que a los aciertos de la zaga local. Al menos así fue el primer lapso… ¿y el segundo? lo de menos entre tantos cambios.

Al final, el técnico de Pumas Guillermo Vázquez habrá sentido frescura al ver a sus chicos sueltos sobre el verde. Diferencia sustancial a lo que le sucede en el torneo mexicano, donde los auriazules parecen sufrir cada minuto de juego. Ante Red Bull fue todo lo contrario. El felino universitario recuperó alegría, energía e idea… vaya, se recobró el futbol.

Eso sí, nada del otro mundo. Simplemente superior donde tenía que serlo, ante un equipo que no ha entrado de lleno en competencia, que juega en una liga que si bien ha avanzado, tampoco domina la zona; vaya, un equipo que tiene sus años sin ser campeón en la MLS, un medianito en un torneo del mismo tamaño hacia abajo. Igual dará de todas maneras si a los felinos les sirvió para sacudirse el letargo y regresan a casa con ganas de devorar gallo.

http://youtu.be/lCMKdcoI3JU

Resumen disciplinario:
PUM: Emilio Orrantía (amonestado) 47’
PUM: Efraín Velarde (amonestado) 87’

New York Red Bulls – 18-Ryan Meara, 8-Jan Gunnar Solli, 5-Markus Holgersson, 22-Stephen Keel, 7-Roy Miller, 19-Dane Richards, 4-Rafa Marquez, 2-Teemu Tainio (11-Dax McCarty 46’), 20-Joel Lindpere, 33-Kenny Cooper, 14-Thierry Henry

Pumas – 1-Alejandro Palacios, 2-Efraín Velarde, 3-Marco Palacios, 4-Darío Verón, 5-Diego de Buen, 7-Javier Cortés (18-Emilio Orrantía 46’), 8-David Cabrera (75-Carlos Campos 46’), 10-Martín Bravo (64-Erick Vera 67’), 14-Luis Fuentes, 24-Juan Carlos Cacho (63-Alfonso Nieto 58’), 35-Eduardo Herrera (11-David Izazola 58’)

Árbitro: Allen Chapman

Asistencia: 14,597 espectadores.

 

Deja tu comentario

comentarios