25/03/2012 | Notas |

Adiós Mahbub; deja a los Pumas en picada

Sandoval, Fuentes, Gámez, Campos, Orrantía, Nieto y Herrera, son las jóvenes esperanzas por las que apostó el patronato encabezado por Víctor Mahbub, pero no, aún son promesas en ciernes, jóvenes a los que les falta que les salgan las garras, que afilen los colmillos, Pumas perdió (0-1) ante Tigres, el depredador de moda, de esa forma despidieron la gestión del actual presidente auriazul y su idea de jugársela únicamente con la cantera.

No se trata de calidad, porque en ese rubro los jóvenes universitarios compiten, asfixian, laceran al rival, lo envuelven en una vorágine física que pocos rivales pueden aguantar, eso lo traen de cepa, es parte de su ADN; sin embargo, poco o nada se puede hacer con un rival que marca los tiempos, define los ritmos y cuenta con elementos tan peligrosos como Elías Hernández, la ‘Chilindrina’ o Lucas Lobos. Ahí es cuando el salto de calidad se torna cuantitativo.

Y apareció Damián Álvarez, con esa zurda endemoniada a pesar de jugar por perfil derecho, lo hizo por espasmos, pero fue determinante, trabajó lo de siempre, sacó su carta-credencial, desbordó por el costado y metió un centro preciso que Emanuel Cerda sólo debió empujar. Es ahí cuando el ‘Tuca’ demuestra que el equipo no se le descompone ni aunque le falten Héctor Mancilla o Alan Pulido.

Y Pumas, como siempre, lo intentó. Pero Orrantía no tuvo frecuencia en el desborde, la ‘Rata’ jugó aislada al frente, Cacho falló la única clara que generaron en el encuentro, se intentó con un revulsivo desde la banca: Manuel Pérez, un joven descarado, desequilibrante, atrevido, puso en algunos aprietos a los norteños, aunque fue un leve sofocón que supieron remediar.

Como ya se sabía, Ferretti no arriesgó, pero tampoco renunció al ataque. Sus compactas filas hacen que grite menos que de costumbre: Salcido armoniza la media, Lobos le da sentido al ataque, Toledo se luce especialmente en CU, Torres Nilo abre las bandas, y, por si fuera poco, Palos detuvo lo poco que le llegó.

Tigres corroboró por qué es mejor felino y depredador en estos momentos. Velarde le regaló un dulce a la ‘Chilindrina’, quien no desaprovechó y lo canjeó por la segunda anotación rubricada por Lobos que fue hiriente, lapidaria, que catapultó a los norteños al tercer lugar general y que deja desahuciado, herido de muerte al conjunto del Pedregal.

Pumas está a siete puntos de los puestos de Liguilla, es el lugar 14 de la tabla general, prácticamente se está despidiendo del torneo, pero cuidado, porque se viene un revulsivo, un cambio en la presidencia con la salida de Víctor Mahbub que esperemos ayude al equipo, lo forjen como uno competitivo sin perder su esencia de formativo, pero que al fin y al cabo lo regresen a los sitios que merece. Algo muy distante a lo que hoy es una triste realidad.

 

Deja tu comentario

comentarios