12/08/2013 | Notas |

Corta y controversial gestión de García Aspe en Pumas

Su salida se consumó por mutuo acuerdo con la directiva.
Foto: Especial

Después de 1 año con 3 meses culmina la gestión de Alberto García Aspe como vicepresidente deportivo de los Pumas. Durante este lapso muchas fueron las críticas que se hicieron a su trabajo por parte de la prensa y la afición, teniendo en el regreso a una Liguilla en el Clausura 2013 su mayor éxito.

Todo comenzó el 15 de mayo de 2012, día en que se hizo oficial su llegada al club. Apenas unos días después tomó su primera decisión controversial al elegir a Joaquín Del Olmo como técnico del equipo, sin embrago las críticas aminoraron cuando Emanuel Tito Villa, Martín Romagnoli y Luis García llegaron como refuerzos.

Apenas transcurridas 6 jornadas de ese Apertura 2012, Del Olmo fue cesado y en su lugar llegó Mario Carrillo, contratación que fue recibida de muy mala manera por la afición azul y oro, pues el Capello cuenta con un pasado americanista.

Con sólo 8 partidos dirigidos Carrillo fue cesado, y se nombró a Antonio Torres Servín como técnico interino, sólo para estar al frente en los dos últimos partidos de una temporada que ya era un fracaso.

Luego de haber sido aceptado por los jugadores y complicarse las negociaciones con otros estrategas, Aspe le dio un voto de confianza a Torres Servín para que fuera el director técnico de los del Pedregal.

Es así que en el Clausura 2013 se tiene un buen desempeño, sumando 29 puntos y clasificando a la Liguilla luego de tres torneos sin hacerlo. Ya en esta fase, fueron eliminados en Cuartos de Final.

Para este torneo la afición esperaba contrataciones que vinieran a fortalecer al equipo, luego de que el uruguayo Juan Pablo Rodríguez pasó con más pena que gloria por el quipo, pero sólo llegaron Ariel Nahuelpán y Cándido Ramírez, en contraste se fueron Eduardo Herrera, Jehu Chiapas y el retiro forzado de Jaime Lozano.

De tal modo que luego de 5 jornadas ligueras y 2 coperas, el desastre llegó a los universitarios a causa de los pésimos resultados. Es por ello que la directiva del club Universidad en busca de soluciones, decidió cortar su relación con Alberto García Aspe, ahora ex vicepresidente deportivo de los Pumas.

Deja tu comentario

comentarios