22/02/2014 | Notas |

Derrota Pumas 3-1 al América

Daniel Ludueña cada vez luce mejor con Pumas. Foto: Liga MX,

Daniel Ludueña cada vez luce mejor con Pumas. Foto: Liga MX,

Con dos goles de Daniel Ludueña (8′ y 67′) y uno más de Daniel Ramírez (83′), los Pumas de la UNAM derrotaron 3-1 al América en el Estadio Azteca, dentro de la Jornada 8 del Clausura 2014 en la LIGA BBVA Bancomer MX. Por parte del América, el gol fue obra de Raúl Jiménez (25´).

Con este resultado, los pupilos de José Luis Trejo llegaron a 14 unidades, mientras que las Águilas se quedaron con 12 puntos.

Ante una gran entrada, los Pumas se fueron rápidamente arriba en el marcador, luego que al minuto 8 de juego Javier Cortés recuperó un balón que era de Rubens Sambueza en zona defensiva. El universitario tocó en corto para el Hachita Ludueña, quien sacó un disparó potente y bien colocado para el 1-0 en favor de los auriazules.

Fue entonces que América comenzó a tocar mejor la pelota y asediar el arco de Alejandro Palacios, y las incursiones de Miguel Layún y Rubens Sambueza se multiplicaron, ante una defensiva universitaria que apenas se daba tiempo para frenar los embates.

Fuel al minuto 25´ cuando Luis Gabriel Rey sirvió con la cabeza un dentro del área de Pumas, a Raúl Jiménez, quien remató con la derecha al pie contrario de Alejandro Palacios, quien no pudo recomponer el recorrido que venía realizando. Así empataron las Águilas, que no dejaron de asediar a los Pumas en lo que faltaba de la primera mitad, mientras que los universitarios aguardaban al contragolpe.

Comenzando la segunda mitad, Francisco “Maza” Rodríguez, del América, le dio un rodillazo en la entrepierna a Marco Palacios, situación que le costó la expulsión del encuentro cuando se jugaba el minuto 49, lo que dejó al América con once hombres el resto del cotejo.

Con la expulsión, la escuadra dirigida por Antonio Mohamed tuvo que repleantear su esquema y siguió al ataque, generando peligro, como aquella jugada en la que Paul Aguilar se internó en el área para sacar un disparo que Alejandro Palacios contuvo.

Fue al minuto 67 cuando desde fuera del área en un tiro libre y teniendo a casi todos los jugadores del América tapándole el arco, Daniel Ludueña sacó un auténtico cañonazo que se incrustó en el ángulo superior izquierdo del arco azulcrema, lo que desató la locura en las tribunas, en donde la presencia de seguidores de los Pumas fue en gran número.

Pese a que América se volcó hacia el frente, se encontró con una defensa cada vez más sólida y segura, a la que no pudo penetrar. Por el contrario, en su propia zona defensiva hizo agua nuevamente al minuto 83 de juego, cuando Daniel Ramírez, un joven canterano que está ganando espacios en el primer equipo, aprovechó un despeje largo de Alejandro Palacios, mismo que trató de proteger Juan Carlos Valenzuela. El universitario hizo la travesura. Metió con decisión la pierna, ganó el esférico al tiempo que se hizo de una posición de disparo en apenas tres pasos y bombeó suavemente ante salida del arquero azulcrema para decretar el 3-1 final, que todos celebraron en la banca de Pumas.

Deja tu comentario

comentarios