09/01/2012 | Notas |

La clave de la derrota ante San Luis

En tres toques, con nueve pumas defendiendo, San Luis mostró que todavía queda mucho por trabajar.

La falta de apoyo y comunicación provocó la primera derrota de los Pumas en el torneo. Si analizamos la jugada del gol deja en claro esa falta de comunicación y concentración, en la línea media, pero sobretodo en la defensa de los Pumas.

Cuando estás dentro de la cancha como jugador sabes lo que tienes que hacer, pero el compañero que está líneas atrás debe ayudarte a saber  dónde ubicarte dependiendo de la jugada. Fallar en eso, que es básico, fue lo que permitió que con una superioridad numérica de nueve jugadores defendiendo, los Pumas dejaran que con solo tres toques de balón,  tres potosinos armaran la jugada del gol.

Todo inició con un saque de banda en la media cancha que hizo Daniel Alcántar del San Luis. Samuel Matellán, también defensa, recibió el balón sin marca felina, con tranquilidad. De primera intención pasó a Alfredo Moreno que vio desmarcado a Jehu Chiapas y en un solo toque pasó el balón. Sin pensarlo, Jehu metió el zurdazo que acabó con las aspiraciones universitarias.

¿Qué pasó? En la defensa  Verón, Palacios, Velarde y Fuentes, marcaban sin mucha presión a dos delanteros del San Luis; Diego de Buen, incorporado a labores defensivas, salió de manera tibia a marcar a Matellán; el mediocampista Carlos Orrantía recorrió el campo hacia el centro en lugar de cerrarse hacia la derecha y dejó abierto el espacio. Martín Bravo no siguió la marca de Jehu, era su hombre, y así facilitó que el autor del gol hiciera el recorrido hacia el área felina.

Martín debió seguir a su jugador, pero como ya no podía, debió gritarle a Orrantía que lo marcara. Con la sola presencia de Orrantía frente a Jehu, hubiera obligado al potosino a retrasar el balón o buscar a algún compañero desmarcado y se acababa el peligro. Una jugada de rutina en la que la marca forma un triángulo frente al rival y sale airosa.

Ya sobra decir que el arquero Palacios estaba cubriendo ese ángulo, pero el tiro fue de primera intención y colocado. Además fue una sorpresa, no esperaba que su defensa fallara así.

Esa fue sólo la jugada que terminó en gol, pero a lo largo del partido fueron una constante las facilidades en la marca al San Luis.

Los Pumas no aprovecharon que tenía un jugador de más, armaron jugadas de peligro sin mucha idea y sin acompañarse, pero olvidaron que la primera forma de ofender al contrario es cuidando todas sus líneas, marcando sobretodo el medio campo, donde se arman la mayoría de las jugadas con posibilidad de gol.

http://youtu.be/psYt3Zfz4Vs la jugada del  gol inicia a los ´52 del video.

 

Deja tu comentario

comentarios