09/05/2012 | Notas |

Los motivos del adiós de Memo Vázquez

APERTURA 2012. México DF. Se acabó, no va más, la relación entre Guillermo Vázquez y la directiva de los Pumas se rompió de tajo. El timonel solicitaba refuerzos de gran calidad, que en su conjunto alcanzaban los 12 millones de dólares, pero el club le dejó ver que el presupuesto no alcanzaba para tanto, que tendrían que acudir a Sudamérica por cuatro elementos más baratos, aunado a que se mantuvo la postura de brindarle oportunidad a los jóvenes, ese fue el punto de quiebre donde ya no hubo marcha atrás y ambas partes determinaron finiquitada su relación laboral.

Pero Memo no fue un técnico cualquiera durante su estancia en el club universitario. Disputó 83 partidos, ganó en 33, igualó en 25 y perdió otros 25; sin embargo, fue un importante impulsor para que hombres como Javier Cortés, David Cabrera, Luis Fuentes, Alejandro Palacios, Emilio Orrantia y Eduardo Herrera tuvieran mayor protagonismo en el equipo.

Memo ya había dirigido a los Pumas en un interinato que sólo duró las últimas cinco fechas del Clausura 2006, pero en realidad su consolidación llegó en el Apertura 2010, cuando relevó a Ricardo Ferretti para conducir a los Pumas hasta las semifinales tras vencer al América en la última fecha, eliminar a Cruz Azul en cuartos de final y perder en la antesala de la Final ante el Monterrey.

Y así, sin refuerzos, pero plagado por una plantilla con vasta experiencia y sangre nueva, Pumas fue el gran animador del Clausura 2011 en donde estuvo invicto durante once fechas y prácticamente fue superlíder todo el torneo, condición que perdió en la última jornada ante Tigres. Sin embargo, la Liguilla fue memorable, le cobraron la afrenta al Monterrey, eliminaron a las Chivas en Semifinales y rubricaron la temporada con el título al vencer al Morelia. Con poco presupuesto, Vázquez había hecho magia.

Pero después el plantel se desmanteló, en el último año salieron de la plantilla elementos como Israel Castro, Jehú Chiapas, Leandro Augusto, Dante López y Juan Francisco Palencia, lo que aunado a lesiones y suspensiones mermó el rendimiento del equipo. Aún así, sólo se quedaron a un par de puntos de llegar a la Liguilla en el Apertura 2011, pero después se desinflaron más, la baja fue continua y en el actual Clausura 2012 fueron décimoterceros.

Jorge Borja llegó como nuevo presidente del Patronato y prometió darle continuidad al proyecto, con la única diferencia de que ahora sí se pensaría en refuerzos. De hecho, el propio Mario Trejo dijo que no veía otro timonel sentado en el banquillo que no fuera Memo Vázquez.

Pero no fue así, el lunes por la tarde se le hizo un ultimátum a Memo, quien al ver que sus peticiones no iban a ser satisfechas prefirió dar un paso de costado y ahora se rumora que el Toluca anda tras sus servicios. Los Pumas se quedaron sin proyecto, sin estratega y con refuerzos a la deriva, se dice que Enrique López Zarza o José Luis Salgado serían los relevos naturales, pero lo único cierto es que le dijeron adiós al último timonel que les supo dar un título con poco, muy poco.

Deja tu comentario

comentarios