27/10/2013 | Notas |

Los Pumas confirmaron ser el peor local del torneo

 

Fue un partido muy peleado por ambos equipos.
Foto: Liga MX

Los Pumas vuelven a fracasar en el Olímpico Universitario y confirman ser el peor local del torneo, luego de empatar, sin goles, esta tarde ante el equipo de Veracruz.

El club de Universidad es la única escuadra que no ha ganado como local en el Apertura 2013.

El inicio del partido fue avasallador por parte del conjunto jarocho, en apenas 10 minutos tuvieron tres aproximaciones claras de gol, pero las oportunas apariciones de Alejandro Palacios se conjugaron con la fallida contundencia de la delantera escuala para que el marcador no se moviera.

Lo Universitarios reaccionaron, le bajaron el ritmo a la visita y de a poco equilibraron el dominio del balón. Aunque es cierto que poco lograban producir al frente y aún lucían frágiles en la parte de atrás.

Pasada la media hora de juego, se registraron dos llegadas de Javier Cortés que hicieron emocionar a la afición auriazul. En la primera de ellas, teniendo campo libre para sacar el disparo, decidió buscar a un compañero en el centro del área, lo que permitió la intervención salvadora de la zaga jarocha. La otra fue un desborde, de esos que solía hacer, y que sí finalizó con un derechazo a primer poste, pero que el arquero Hernández desvió para otorgar el tiro de esquina.

El complemento fue un poco más entretenido, hubo llegadas por ambos lados y por ende, el gol insinuaba llegar. Con la idea de mejorar, José Luis Trejo mandó a la cancha a Orrantia y al ibérico García., rápidamente esto se vio reflejado y ahora fueron los Pumas quienes en los primeros minutos se acercaron peligrosamente el arco rival. Una oportunidad de Bravo que no supo definir, un cabezazo de Verón que se fue muy arriba y una desviada del cancerbero veracruzano a potente disparo del Charal, hacían pensar que tarde que temprano se escucharía el grito sagrado.

Reyna se perdió un par de oportunidades muy claras de gol.
Foto: Liga MX

Por su parte los Tiburones Rojos no se achicaron y, al 58 de tiempo corrido, respondieron mediante el colombiano Martínez Borja con un remate de palomita en el área chica que increíblemente se fue por un lado de las redes.

Minutos antes del final, Ángel Reyna tuvo en sus botines la última ocasión de gol. Encaró a Verón, lo superó con base en fintas y habilidad, para luego, quedar de frente al arco y sacar un zurdazo que el Pikolín Portero desvió a una mano de manera espectacular.

Con este resultado los Pumas se mantienen en la décima sexta posición de la Tabla General con 10 puntos sumados. Sin embargo, continúa su mala racha de no poder ganar como local en este torneo. La última vez fue precisamente en la Jornada 16, pero del torneo pasado. 

Deja tu comentario

comentarios