08/01/2012 | Notas |

Lucen Pumas sin contundencia

Ni siquiera resulta raro que un canterano de Pumas sea el héroe de cualquier partido del futbol mexicano. Lo malo para los felinos es que resulte que dicho jugador juegue para el equipo contrario. Y es que vaya espinada que los Pumas volvieron a darse ante San Luis, gracias nada menos que a Jehú Chiapas, un viejo conocido de la cantera, que hoy tira para la que alguna vez fue su casa.

Es la historia de estos Pumas es similar a lo que ya se vio el final del torno anterior. Dinámica, fuerza, energía, pero de experiencia… nada.

Pumas padece, apenas requiere de calma. Si no, cómo explicar no poder con un equipo tunero, que sí, ganó bien, pero que no pasa de ser rudimentario y hasta lento y que además se quedó con 10 hombres desde la primera parte.

Triste necedad la de la directiva auriazul, no la de apoyar a los jóvenes, pero sí la de negarse a reforzar a un equipo que ve como sus figuras, ya no digamos salen a otros equipos, sino que se retiran, como fue el caso de Francisco Palencia, y la responsabilidad, no de la posición, pero sí del liderazgo se quiera trasladar a los recién debutados canteranos.

Cierto que Pumas ha logrado trascender hasta el campeonato con base en sus fuerzas básicas, pero hoy no están maduros los sucesores de los Juárez, Barrera, Leandro o Palencia.

Pumas huele a felinos en pañales y lo peor es que por lo visto en la primera jornada, además a indefensos felinos espinados.

Deja tu comentario

comentarios