10/11/2013 | Notas |

Pumas concluye el torneo como último lugar de la Tabla General

 

El africano Emana fue un constante dolor de cabeza para los Pumas.
Foto: Liga MX

A pesar de que un par de canteranos universitarios sacaron la casta y evitaron la derrota ante Cruz Azul,  empatando el partido a dos goles en la recta final, los Pumas culminaron el Apertura 2013 hundidos en el fondo de la Tabla General y sin poder ganar un solo partido como locales.

Tras un comienzo trabado y con nulas llegadas en las áreas, de apoco la intensidad se fue convirtiendo en un elemento preponderante para la mejora. Fue entonces que al minuto 21 los Pumas realizaron una triangulación, llena de talento, inteligencia y buen fútbol, que dejó al Chispa Velarde de cara al arco rival, pero que culminó con un disparo directo a la humanidad del arquero Allison.

Por su parte, los celestes tuvieron en Joao Rojas su más peligrosa arma, ya que el ecuatoriano se dio un festín por la banda derecha con base en su velocidad. Disparó, asistió a sus compañeros, provocó espacios e inquietó a la zaga universitaria con su sola presencia. Sin embargo, la falta de contundencia del conjunto visitante en general, evitó que se fueran arriba en el marcador.

El segundo tiempo fue un tanto sui géneris, hubo muchos esbozos de otro partido en apenas 45 minutos. Y es que rápidamente Cruz Azul  marcó el primer gol de la tarde, luego de un centro de Domínguez que Mariano Pavone simplemente empujó con la cabeza.

Dos minutos después llegó el segundo, tras una pifia en la salida de la defensa local que aún seguía pasmada. Rojas robó el balón y asistió al Chaco Giménez, para que éste definiera fuerte, raso y colocado, lejos de la estirada que hizo Palacios.

Tanto en el terreno de juego como en las tribunas, se respiraba un ambiente de tristeza y resignación por parte de la gente azul y oro, otro tanto de la Máquina parecía inevitable. Pero luego de sustituir a Luis García y Martín Bravo, dos chicos de la cantera sacaron la casta y recordaron la esencia de los Pumas.

Corría el minuto 74 de tiempo corrido cuando Daniel Ramírez, goleador de la Sub 20, tomó el balón en los linderos del área grande, se perfiló y sacó un potente disparo de pierna izquierda que se introdujo a la portería cementera.

Apenas instantes posteriores, otro joven de fuerzas básicas apareció. Fue Alfonso Nieto, quien con cabezazo potente dentro del área, marcó el empate definitivo.

Con este resultado los Pumas confirmaron su peor torneo corto de la historia, al quedar como último lugar de la Tabla General con apenas 11 puntos obtenidos, y sólo ocho goles anotados.

Deja tu comentario

comentarios