18/08/2013 | Notas |

Pumas sale vivo gracias a un León sin contundencia

Los Pumas mostraron su deficiencia en el estado físico.
Foto: LigaMX

Los Pumas siguen sin ganar en este Apertura 2013, y aunque en esta ocasión el resultado fue un empate a 1 – 1 frente al León, el funcionamiento todavía es preocupante.

El Olímpico Universitario fue el escenario de un duelo de felinos, con presentes diferentes, pero con la misma intención de jugar bien, sumar y mejorar su posición en la tabla. El inicio del partido fue prometedor para los Pumas, mostraron otra actitud, una mayor intensidad, era algo que contagiaba a sus seguidores en la tribuna.

En consecuencia el maleficio de no anotar gol se rompió, después de aquel tanto en la Jornada 1 en su visita a Puebla, o lo que es lo mismo, luego de 429 minutos Ariel Nahuelpán aprovechó para estrenarse en el balompié mexicano por la vía de la pena máxima, tras una falta de González sobre el mismo argentino.

Minutos después el Loco pudo aumentar la ventaja de su equipo, pero su cabezazo en el área se fue por encima de la portería visitante. Sin embargo los vicios de los universitarios volvieron a aparecer y luego de ponerse arriba en el marcador,  se replegaron, cedieron la iniciativa a los Esmeraldas y estos no la desaprovecharon.

Con la intención de ser más ofensivos, el técnico leones, Gustavo Matosas mandó a la cancha a Eisner Loboa, quien en seguida lastimó a la defensiva auriazul. Después de un desborde a velocidad por izquierda, el colombiano mandó un tiro-centro fuerte y raso que quiso ser desviado por Marco Palacios, pero lo único que logró fue empujarla en su propia meta, era el minuto 27.

El dominio del León se mantuvo para los primeros instantes de la segunda mitad, tuvieron varias ocasiones para dar la voltereta al partido, pero su falta de contundencia lo imposibilitó.

Luego de una hora de juego Antonio Torres Servín decidió sacar a Nahuelpán y Luis García, quien por fin había iniciado como titular, para ajustar su parado táctico con Robín y Orrantia. Las sustituciones hicieron efecto y lograron contener en cierta medida el agobio visitante.

El partido tuvo instantes donde se convirtió en un vaivén intenso, con aproximaciones por ambos lados. La más clara llegó al 70 de tiempo corrido con un disparo de Matías Britos, pero que atajó de buena manera el Pikolin portero.

Cinco minutos antes del pitazo final un problema más se sumó a la causa azul y oro, pues gracias a una doble amarrilla, el capitán y referente del equipo, Darío Verón, se fue expulsado.

Con la incógnita en el aire sobre la continuidad en el banquillo de Torres Servín, el próximo miércoles la actividad de la Copa regresa con la visita de los Pumas al Atlético San Luis. Mientras que por la Liga también fungirán como visitantes, pero será en contra de los Rojinegros del Atlas.

Deja tu comentario

comentarios