13/03/2012 | Notas |

Y por si fuera poco… ante América, sin Cabrera ni Cortés

Pumas verá mermada su media cancha ante un rival que gusta de exponer el balón. / Foto: IC MEDIOS

CLAUSURA 2012. México DF. Los Pumas no contarán con la base de su medio campo debido a que David Cabrera y Javier Cortés estarán el próximo fin de semana concentrados con la selección sub 23 que se prepara para encarar el torneo preolímpico de la Concacaf y jugarán un partido amistoso contra Senegal.

Los auriazules enfrentan este fin de semana al América en el estadio Azteca, partido que resultará casi determinante para sus aspiraciones de cara a una calificación que hoy parece lejana.

Los Pumas tienen 11 puntos, en el undécimo lugar de la tabla general, cuando quedan siete partidos por disputar. Según los antecedentes estadísticos, para meterse en la definición del campeonato, los Pumas necesitarán 25 ó 26 puntos, esto es, 14 ó 15 de los 21 que quedan en disputa.

De ahí que si los Pumas pierden otros seis puntos, aunque las matemáticas indiquen que podría haber una milagrosa carambola, lo más probable es que queden fuera. De ahí la trascendencia añadida que tiene el enfrentamiento contra el América, un equipo que sólo perderá a Diego Reyes, también en la Preolímpica.

Con franqueza, la ausencia de Cortés no significará nada y seguramente le abrirá espacio desde el comienzo a Emilio Orrantía. Pero Cabrera sí que es importante, es la base sobre la que descansa el juego de la media cancha puma. Un tipo que sabe quitar balones pero lo que es muy escaso, sabe qué hacer con él cuando lo tiene en los pies, y eso lo distingue.

Y la afectación al juego es de tenerse en cuenta, porque ante un equipo como el América, que sale jugando el balón a raja tabla, Pumas puede hacer lo mejor de su futbol. Los Pumas van a asfixiar a las Águilas desde su propio terreno, le van a robar todos los balones que sean posibles y después los atacarán desde una franja de entre 35 y 50 metros, hacia el arco que defiende Moisés Muñoz.

Por eso es tan dolorosa la baja de Cabrera y hasta de Cortés, porque ellos son el talento para que el balón llegue rápido desde donde se recupera y hasta donde hace daño.

Será fundamental que los atacantes estén finos, porque no habrá muchas oportunidades y desde hoy, no con mucho gusto, exponemos aquí que este no será un juego para Eduardo Herrera, porque el América tiene a dos de los defensas centrales más pesados y potentes físicamente del torneo, Oswaldo Vizcarrondo y Aquivaldo Mosquera. Eso sí, los dos son muy lentos.

En fin, a ver qué va dictando la semana del clásico. ¡Dale Pumas!

 

Deja tu comentario

comentarios