13/01/2014 | Noticias, Videos |

Pequeños errores agrandan la malaria puma

CLAUSURA 2014. México, DF. 13/01/2014. Hay errores que matan, y para muestra, los que han cometido los Pumas en los dos primeros partidos del campeonato. Y es que seguros de que el problema del conjunto estaba en la delantera, decidieron reforzar al plantel con cuatro elementos de corte ofensivo, sin contemplar que lo que tendría a la Universidad en la parte baja de la tabla, serían las graves distracciones de la zona baja en los últimos minutos de ambos encuentros.
Contra el Puebla en la apertura del torneo, los Pumas se enfilaban a ganar su primer partido en Ciudad Universitaria en ocho meses, sin embargo, la ventaja de dos goles que tenían se difuminó en el tiempo de compensación, con un gol de Matías Alustiza y un descuido garrafal de David Cabrera que los camoteros convirtieron en el segundo tanto. Al final, el entrenador José Luis Trejo aseveró que fue un exceso de confianza que sus pupilos no volverían a cometer en el torneo.
Sin embargo, un hecho similar se volvió a vivir ante los Gallos Blancos; y es que al minuto 85 cuando todo parecía que culminaría en un empate a cero goles, Marco Palacios despejó sin mucha fuerza el balón hacia el centro, lo que aprovecharon los jugadores del Querétaro para anotar el único tanto del encuentro y así arrebatarle un punto a los universitarios.
En consecuencia, los felinos suman actualmente un punto de los cuatro que pensaron que tenían en la bolsa y que les arrebataron en la agonía de los 90 minutos, por lo que, o los Pumas se ponen a trabajar en la concentración y la resolución de jugadas básicas en la defensa, o tendrán que prepararse para estar fuera de otra liguilla y ahora sí, meterse en serios problemas de descenso, pues aunque aún el torneo es jóven, este tipo de errores pequeños y puntuales, son los que pueden matar las aspiraciones auriazules.

Deja tu comentario

comentarios