27/06/2013 | Noticias |

Tendremos que poner en práctica el plan B: García Aspe

García Aspe viajó a la Argentina con la idea de cerrar el fichaje.
Foto: Club Universidad

Alberto García Aspe, vicepresidente de los Pumas de la Universidad, expresó su molestia por el culebrón que se formó entre su equipo y el ariete argentino Emmanuel Gigliotti, quien en el último instante se decantó por el equipo de Carlos Bianchi, el Boca Juniors.

En entrevista radiofónica para Fox Sports en Argentina, el Capitán dejó en claro cómo se dieron las cosas.

“No estamos bien, obviamente estamos un poco molestos. Supongo que me hablan por la situación de Emmanuel Giggliotti, la situación que suscitó con Boca, a final de cuentas el jugador toma esta decisión de ir a Boca después de muchos llamados de Bianchi y de su hijo que no sé qué tenga que ver en Boca, es una decisión y es muy personal.

“Yo sé que le habló muchísima gente, que lo convencieron y le ofrecieron muchísimas cosas y ya está, es trabajo de ellos, nosotros habíamos hecho un trabajo serio, derecho con el representante, nunca nos saltamos, se alargó un poco porque su representante estaba en Europa para cerrar los contratos definitivos y apareció esto”, explicó.

Ante este frustrado fichaje, los del Pedregal seguirán en la búsqueda de un delantero que permita fortalecer la delantera felina, por lo que desde ya se piensa en el Plan B.

“Ya habíamos tenido una negociación larga con su representante, se había arreglado todo con un precontrato, pero tampoco vas a traer a la fuerza a alguien y nosotros tendremos que poner en práctica el plan B, a él se le venía siguiendo no de ahora, de seis meses atrás porque necesitamos un jugador de esas características, puedo entender la decisión porque yo fui jugador, pero no la comparto porque también hay responsabilidades”, reveló.

Sobre el precontrato que existía entre Gigliotti y Pumas, y que por cierto el ex Colón negó rotundamente, Aspe aseguró que el documento existe, y ahora corresponderá al departamento jurídico de los Universitarios decidir si se inicia una queja ante instancias oficiales.

“Sí, por supuesto que hay papeles firmados de todo, pero es otra situación que pasa al aspecto jurídico, yo me encargo de lo deportivo y por eso viajé, para hablar con el jugador. Ellos sabían perfectamente que había un convenio en todos los sentidos, pero ya está, iremos por un plan B y ojalá que al jugador le vaya bien, que haya tomado una buena decisión y es entendible por la ilusión de jugar en Boca, pero ya la gente jurídica hará lo que tenga que hacer.

“Sí era un precontrato con el equipo que tiene sus derechos federativos, con el jugador, el representante, y en eso ya no me meto, ellos ya decidirán, yo hice todo lo que pude en la cuestión deportiva porque nos interesaba y mucho”, enfatizó.

Deja tu comentario

comentarios