31/10/2012 | Noticias |

Verón, dolido por la salida de Carrillo

APERTURA 2012. México, DF. 31/10/2012. Su gesto es más serio que de costumbre; la mirada que constantemente clavada hacia el suelo, develan que Darío Verón no está a gusto. Y es que hay algo que preocupa y a su vez entristece de sobremanera al guaraní, es el reciente despido de Mario Carrillo, que sumado al de Joaquín del Olmo, develan la inconsistencia que han tenido los auriazules en el torneo, aunado a las malas elecciones de la directiva, algo que a Verón como todo un profesional, le avergüenza.

“Tanto con (Joaquín) Del Olmo, como con Mario (Carrillo) me llevé muy bien, son buenos entrenadores, pero acá el problema es que siempre tienen que sacar resultados y no pasó así, por eso estamos muy tristes mis compañeros y yo, porque somos profesionales. La salida de Mario nos tiene muy tristes, pero esas son decisiones de la directiva”, señaló el defensor paraguayo, que ve en el partido ante Jaguares la oportunidad de enmendar el camino y buscar su pase a la liguilla, mismo que aún sigue dependiendo sólo de ellos.

Para Darío la situación que hoy atraviesa el cuadro universitario es atípica, no había tenido tantos procesos frustrados dentro de una temporada; por eso, acostumbrado a la continuidad de los estrategas, pide que se considere dejar a Antonio Torres Servín al frente del primer equipo, ya que “conoce a todos los jugadores chavos y a los experimentados, además de que es un técnico que trabaja muy bien. Ahora hay que ayudarle para que las cosas puedan salirle”.

Y Torres Servín ya demuestra que irá con todo el arsenal universitario por la calificación, por lo que contempla utilizar a jugadores como Luis García, Emanuel Villa y Martín Romagnoli, algo que al capitán de los Pumas le agrada, ya que son jugadores de calidad comprobada.

“Los cuatro jugadores (los refuerzos) son muy importantes y nos van a ayudar mucho en estos dos partidos para poder calificar”, manifestó Verón, al que a su parecer, Pumas no sufriría de tanta inconsistencia si todos ellos hubieran estado en el campo de juego desde un inicio, “seguramente estarían más arriba” en la tabla y quizá en franca posibilidad de clasificar a la liguilla. Y aunque al jugador sudamericano le gustaría que los refuerzos se quedaran mucho tiempo en Pumas, por ahora prefiere enfocarse más en sus posibilidades reales y por ello los invita a solidarizarse con la meta auriazul de estar en la Fiesta Grande.

Deja tu comentario

comentarios