13/11/2013 | Canchas del Mundo |

El Tricolor golea y acaricia el boleto para el Mundial

Peralta salió de la cancha ovacionado por el público.
Foto: Selección Mexicana

El Tricolor dio un paso importante en su anhelo por calificar al Mundial de Brasil 2014, luego de golear esta tarde a su similar de Nueva Zelanda por marcador de 5 – 1. El delantero nacional, Oribe Peralta, se convirtió en la figura del partido con un par de tantos.

Bajo un gélido clima, el estadio Azteca lució como en sus mejores tiempos, lleno de aficionados que vitoreaban a su equipo y presionaban al rival. Mientras tanto en la cancha, los pupilos de Miguel Herrera querían reflejar rápidamente su superioridad futbolística, y es que era tan clara la distancia entre uno y otro, que el seleccionado de Nueva Zelanda arrancó el partido con sus once elementos atrás de medio campo.

Una y otra vez el conjunto tricolor intentaba por diferentes vías reflejarse en el marcador, pero las oportunas atajadas del arquero Moss prolongaban la aparición de grito sagrado. Fue hasta el minuto 31 que Paul Aguilar aprovechó un balón que quedó desolado en el área, y simplemente lo empujó el fondo de la portería para marcar el 1 a 0 en favor de México.

Instantes después llegó el segundo de la tarde, en un tiro de esquina que en primera instancia remató el Gullit Peña, pero que al final fue Raúl Jiménez  quien cabeceo para nuevamente hacer rugir el coloso de Santa Úrsula.

Para el complemento la escuadra neozelandesa adelantó líneas y presumía iría más al ataque, pero en el pecado llevó la penitencia, ya que al 47´ Layún saco ventaja de un trazo largo de Rafa Márquez, para después habilitar a Oribe Peralta y éste así anotara el primero en su cuenta.

Con una ventaja de tres goles, la Selección Mexicana pecó un poco de sobrada y permitió al contrincante tener más el balón, lo que provocó una pizca de zozobra en el Piojo, quien realizó modificaciones en su cuadro mandando al terreno de juego a hombres como Sinha, Escoboza y Molina.

Sin embargo fue hasta el minuto 80 de tiempo corrido, cuando nuevamente la combinación Márquez, Layún y Peralata rindió frutos, y esta vez con soberbio remate de cabeza, el Hermoso puso el cuarto gol mexicano.

No habían pasado más de tres minutos, cuando Rafael Márquez incrementó la ventaja y puso el quinto gol definitivo, nuevamente por la vía aérea, haciendo de los defensores oceánicos unos simples espectadores.

La fiesta comenzó en la tribuna y los gritos de ¡Sí se puede!  O ¡Nos vamos al Mundial! eran ensordecedores, pero ese no fue motivo para que el conjunto kiwi por vía de Chris James, marcara la diana del orgullo y pusiera el 5 – 1 definitivo.

Será el próximo 20 de noviembre cuando ambas selecciones se encuentren nuevamente para la revancha, aunque en esta ocasión será en la ciudad de Wellington, Nueva Zelanda.

Deja tu comentario

comentarios