25/06/2013 | Canchas del Mundo |

Estos chavos todavía están “verdes”

México se medirá a Malí el próximo viernes en la busca de un milagro.
Foto: Selección Mexicana

La Selección Mexicana Sub20 hila su segunda derrota en el Mundial de la categoría y está al borde de la eliminación. En un partido en donde el individualismo y el desorden azteca predominaron en la cancha, los paraguayos se llevaron los tres puntos para prácticamente amarrar su calificación.

Nuevamente el Estadio Kamil Ocak en la ciudad turca de Gaziantep, fue el escenario para que el equipo dirigido por Sergio Almaguer diera otra bochornosa actuación. En esta ocasión también se tuvo mayor posesión de balón y aparente dominio del partido, pero una serie de cambios en el once titular y la falta de ideas al ofender, repitieron la historia del pasado sábado ante Grecia.

Desde los primeros minutos el seleccionado de Paraguay hizo valer su mayor experiencia y provocaron que el nerviosismo fuera una constante en los verdes. Las tibias marcaciones en defensa de Antonio Briseño y los titubeos de Richard Sánchez en la valla hicieron sentir cerca el grito glorioso de los sudamericanos.

Al minuto 20 el mediocampista Armando Zamorano tuvo la primera aproximación real de gol, luego de sacar un disparo que pegó en la base izquierda del poste defendido por el arquero Morel.

La insistencia mexicana continuó, sin embargo al momento en que la redonda llegaba a tres cuartos de cancha y se situaba en los pies de Jesús Tecatito Corono, la continuidad se perdía y en cambio venía una serie de regates improductivos por parte del juvenil rayado.

Pare el segundo lapso ambos técnicos realizaron modificaciones en su cuadro, siendo más efectivo el de Víctor Genes pues a la cancha mandó al jugador perteneciente al Barcelona, Arnaldo Sanabria. Éste mostró su talento y apenas al 51 de tiempo corrido dio una asistencia a su compañero Derlis González para que el 10 definiera con estilo al segundo poste del portero Sánchez.

De ahí en fuera el desarrollo del partido se jugó bajo la tónica del desorden tricolor y el juego canchero de los del cono sur. Paraguay estuvo cerca en varias ocasiones de ampliar el marcador, pero la falta de suerte se los impidió. Este elemento mantenía la esperanza mexicana, viendo su más importante oportunidad en el tiempo de compensación, tras un tiro libre de Jorge Espericueta que fue a estrellarse en el travesaño.

El próximo viernes ambos equipos volverán a entrar en acción, los paraguayos buscarán mejorar su posición al enfrentar a la selección de Grecia, mientras que México estará en busca del milagro ante los africanos de Malí.

http://youtu.be/ZOJeZ03bCKQ

Deja tu comentario

comentarios