27/06/2013 | Canchas del Mundo |

La Furia Roja por la consagración total

España se medirá a Brasil en la Final de la Copa Confederaciones.
Foto: FIFA

Italianos y españoles jugaron una dramática y tensa semifinal en el Estadio Castelão, la cual culminó después de 120 minutos en la cancha y una serie de penales que tuvo como villano a Leonardo Bonucci.

Tras el pitazo inicial del árbitro inglés Howard Webb, se espera ver en la cancha la escenografía de la Furia Roja, sin embargo el planteamiento del técnico italiano, Cesare Prandelli,  iba a darle un cambio radical a la historia. Con una Azzurra que por momentos acudía a su histórico Catenaccio colocando hasta diez hombres detrás de su media cancha, los españoles no lograban hacer efectiva su mayor posesión de balón.

 De hecho fueron los italianos quienes estuvieron más cerca del grito sagrado de gol, todo gracias a los trazos artísticos de Andrea Pirlo que se veían bien aprovechados por las incorporaciones laterales de de Maggio y Giaccherini.

A los 35 minutos de juego, Christian Maggio tuvo la más clara aproximación para los blancos, pues tras un buen servicio a segundo poste de Marchisio, el defensor del Nápoles cabeceó en el área chica, estrellando su remate en la humanidad de Iker Casillas.

Un minuto después, la escuadra española reaccionó y con una buena jugada de Fernando Torres  dentro del área, sacó un disparo que se fue demasiado cruzado de la portería defenida por Buffon.

Las cosas en el complemento no cambiaron demasiado, fueron pocas las insinuaciones de ambos equipos, tanto la magia de España como el oportunismo de la Nazionale se vieron opacados por el cansancio que producían los más de 30°C en la temperatura, aunado a la humedad que en la cancha que se sentía.

Con el inicio de los Tiempos Extra el nivel futbolístico incrementó, ambas escuadras deseaban culminar la eliminatoria sin tener que llegar a los penales. Disparos al poste de Giaccherini y Xaxi ahogaron la explosión de júbilo de miles de aficionados que se mantenían al pie de cañón en este partido tan tenso.

La fatídica tanda de penales hizo su aparición. Los primeros seis cobros por ambas selecciones fueron una gala de clase y talento, la presión era más densa en el exterior que en ese camino de once pasos.

El  séptimo tiro de penal de la Azzurra fue cobrado por el defensor de la Juventus, Leonardo Bonucci, el resultado fue un tiro que voló las ilusiones italianas por llegar a la Final. Jesús Navas mantuvo la tónica efectiva de los ibéricos y mandó a guardar el balón al fondo de las redes, para así instalarse en el partido decisivo contra Brasil que se disputará el próximo domingo en el Estadio Maracaná.

http://www.dailymotion.com/video/x11bxzk_espana-vs-italia-penalties_sport

Deja tu comentario

comentarios