24/07/2013 | Canchas del Mundo |

Y se consumó el FRACASO mexicano

Noche negra para el Tricolor.
Foto: Selección Mexicana

La selección comandada por José Manuel de la Torre consumó un fracaso que se venía fraguando desde hace ya varias semanas, luego de caer en semifinales de Copa Oro ante su similar de Panamá por marcador de 2 – 1.

El Tricolor se mantuvo en la tónica que ha repetido en los últimos meses: poca profundidad, falta de idea en el ataque, fragilidad en la defensa, inexistente contundencia, y por si fuera poco, nula reacción desde la banca.

Desde los primeros instantes del cotejo se vislumbraba una noche negra para los aztecas. Luego de una mala salida en defensa de los verdes, Blas Pérez aprovechó para sacar un potente disparo que no pudo detener Orozco, corría apenas el minuto 12.

Conforme pasaron los minutos el seleccionado mexicano se fue asentando en la cancha, logró dominar al rival, y consiguió la igualdad. Tras una buena jugada de Marco Fabián, éste sacó un centro a segundo palo para que Luis Móntes cerrara la pinza con un vistoso remate de palomita que terminó entrando al ángulo de la portería.

El resto transcurrió sin espasmos, pero para la segunda parte el colapso tricolor lamentablemente llegó.

Tal como se dio en el primer partido donde estos dos se encontraron, los dirigidos por De la Torre no supieron encontrar el antídoto para vencer a los panameños. Fue entonces cuando un déja vu apareció en el Cowboys Stadium.

El reloj indicaba los 61 minutos de tiempo corrido, un tiro de esquina a favor de Panamá, Joel Huiqui pierde la marca, y Román Torres se elevó  para sacar un cabezazo ante la impávida presencia de todos los mexicanos.

Ante la desventaja, el TRI se fue con más ganas que idea al frente, y estuvo cerca de empatar el tanteador en más de una ocasión, sin embargo las buenas apariciones del arquero Penedo, o quizá simplemente la consecuencia de las malas decisiones, impidió cayera el tan deseado gol.

http://youtu.be/xsN5swqXoNY

Deja tu comentario

comentarios