23/06/2013 | Canchas del Mundo |

Y sigue la Furia dando . . . espectáculo

Jordi Alba contribuyó con un doblete para la victoria ibérica.
Foto: FIFA

La escuadra nacional de España venció a los nigerianos para así clasificarse en forma invicta a las semifinales de la Copa Confederaciones. Con doblete de Jordi Alba y un tanto más de Fernando Torres, la Furia Roja impone de paso una nueva marca en el fútbol mundial, al ser la primera selección en la historia en hilar 28 partidos oficiales sin perder.  

Con un Estadio Castelão que inclinó rotundamente su apoyo hacia los africanos, inclusive abucheando cada vez que un ibérico tocaba el balón, ambos conjuntos cerraron la fase de grupos. Las Águilas verdes salían como aparente víctima al rectángulo verde, y más se asentó esta teoría cuando en los primeros minutos los campeones del mundo aplicaron su famoso tiki – taka.

A penas tres minutos después del pitazo inicial, el lateral del Barcelona Jordi Alba, abrió el marcador después de un par de regates y una pisca de fortuna que le permitió definir suavemente al costado del arquero.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=r_1RXmvJQAY

Los nigerianos a sabiendas de que la victoria era el único resultado que les permitía soñar con avanzar, fueron al frente y provocaron un partido de ida y vuelta. Su ataque lo fundamentaron en la clase del mediocampista del Chelsea, John Obi Mikel y la velocidad incesante de su joven delantero, Ahmed Musa.

En varias ocasiones la portería defendida por Víctor Valdés se vio en peligro de ser perforada, pero sus buenas apariciones y la falta de contundencia africana se hicieron presentes. Del otro lado de la cancha algo similar sucedía, pues tanto Soldado como Fábregas tuvieron en sus pies la oportunidad de engrosar el marcador, pero no supieron vencer al buen guardameta Vicent Enyeama.

En el complemento el ímpetu verde disminuyó, y las incidencias se volvieron un monólogo de la Roja.  Con el hambre de conseguir más goles, Vicente del Bosque mandó a la cancha a Fernando Torres, quien en apenas unos minutos consiguió  el segundo de su equipo y el quinto en su cuenta personal del torneo.

En el cierre del partido varias ocasiones se les presentaron a los europeos para ampliar su ventaja, pero las buenas atajadas de Enyeama lo impidieron. Tuvo que venir nuevamente el camiseta número 18 Jordi Alba, para poner la diana definitiva después de un largo pase de Villa que concluyó el blaugrana con un tremendo amague sobre el portero rival.

Con esta victoria se confirma el duelo entre España e Italia en semifinales, misma combinación que se dio apenas el año pasado en la Final de la Eurocopa.

Deja tu comentario

comentarios