01/11/2012 | Noticias |

Martín Romagnoli, agradecido con México

APERTURA 2012. México, DF. 01/11/2012. A Martín Romagnoli ni el mal tiempo le borra la sonrisa, con 35 años a cuestas y ya ciertamente cerca del retiro, el jugador argentino ha encontrado estabilidad, se siente a gusto, y a pesar del irregular paso que ha tenido en los Pumas, no se arrepiente de haber llegado al club universitario y mucho menos al balompié nacional, ya que es en México donde ha logrado una plenitud en todos sentidos, por ello, la ilusión de Martín es quedarse mucho tiempo en el país.

Desde muy joven, el mediocampista comenzó su carrera en su natal Argentina, donde encontró regularidad en equipos como All Boys y el Colón de Santa Fe y eso le valió incluso llegar al combinado albiceleste en algunas ocasiones, bajo el mando de José Pekerman.

Hasta antes de llegar a México, Romagnoli sólo había sumado una experiencia fuera de su país, fue en 1998 con el Club Deportivo Badajoz de España, sin embargo, la suerte no acompañó al sudamericano y tuvo que hacer maletas de vuelta a su patria. Diez años después llegó la oportunidad de emigrar de nuevo, esta vez con el Toluca y con la seguridad de que gozaba de la confianza del entrenador, ya que fue pedido especialmente por el propio Pekerman.

La noticia le sorprendió, pero Romagnoli no lo pensó dos veces y de inmediato dijo que sí; y es que los testimonios de algunos de sus conocidos que habían pasado por el futbol mexicano le sedujeron, además, el Toluca había sido uno de los equipos más ganadores de los últimos años. Así, Martín llegó para quedarse, de inmediato se hizo titular indiscutible del cuadro escarlata y logró un par de campeonatos bajo el mando de José Manuel de la Torre, algo que no había podido conseguir antes en su carrera.  Fue un idilio que logró pronto con el conjunto mexiquense y después con todo el país, del que se enamoró y en donde se siente muy a gusto.

Por eso aunque las cosas no marchen del todo bien ahora en su paso por los Pumas, Martín no pone mala cara y aunque espera jugar ya el fin de semana contra los Jaguares, se dice muy agradecido con la directiva por haber confiado en él, sabe que no fue errónea la decisión de llegar a Ciudad Universitaria, ya que se ha tratado de uno de los pasos más importantes en su carrera y continúa con la misma hambre de triunfar con los felinos como cuando debutó.

No, a Martín no le quita la alegría nadie, la experiencia le ha brindado serenidad en los momentos apremiantes, por eso la motivación es aún mayor, quiere responder a las expectativas por las que fue llevado al conjunto universitario y así seguir con el ya largo romance que mantiene con México.

Deja tu comentario

comentarios